Esther Velasco Rubio

Resonancias es el nombre del proyecto profesional de Esther Velasco Rubio, pedagoga colegiada, especializada en el acompañamiento individual y grupal de adultos.

Resonancias, como marca propia, agrupa diversos servicios educativos de orientación, formación y supervisión dirigidos al desarrollo personal, familiar y profesional.

Resonancias, como metáfora, apunta a una forma personal de entender el acompañamiento pedagógico a personas adultas. Resonar no es proponer una lección magistral sino, más bien, generar un espacio, un hueco, una vasija, donde la vida puede ser relatada,  la narración contenida, la escucha amplificada y la experiencia vital devuelta a su dueña o dueño.

Atención personalizada

El servicio de orientación personal ofrece un apoyo individualizado para que la persona atendida pueda acogerse con lucidez, valorarse sin juicio y elegir el propio rumbo.  Dentro de este marco tiene cabida el abordaje  de problemas puntuales, acompañamientos más generales durante una etapa vital y también la supervisión de profesionales, en particular de aquellos que realizan trabajos educativos, sociales, sanitarios, de gestión de equipos, atención a grupos u otras labores de acompañamiento.

La orientación familiar se plantea en vistas a mejorar la función educativa de la familia, su dinámica interna, la prevención y afrontamiento de dificultades y la adaptación a los distintos momentos del ciclo vital, y de un modo particular, en el tiempo perinatal.

La atención a personas individuales se ofrece en un espacio acogedor, privado y confidencial.

Grupos

Los grupos de resonancia son un espacio plural donde encontrar una red de apoyo adulta de personas comprometidas en su propio desarrollo personal y el cuidado de sí. Según el interés de los participantes dichos grupos se orientan a la reflexión sobre:

  • Las dificultades y experiencias en la relación con los hijos y la dinámica familiar.
  • La supervisión de profesionales del ámbito social, sanitario, educativo u otros campos de acompañamiento.
  • Otros intereses y temas relacionados con la propia experiencia vital.

El papel de la dinamizadora  es acompañar y ayudar al grupo a escuchar las palabras y los silencios facilitando que el grupo actúe como caja de resonancia, donde las historias se entrelazan y todos los miembros pueden aprender de sí y de los otros. La periodicidad de las reuniones es quincenal según un calendario y horario pactado con el grupo.

Formación

El curso “Supervisión práctica. Herramientas para el acompañamiento profesional”, diseñado conjuntamente con Remedios García (socióloga y psicoanalista) se dirige fundamentalmente  a profesionales sociales, sanitarios y/o educativos.

Esta formación tiene como objetivo principal el facilitar herramientas  para la actuación ante el sufrimiento ajeno, la interactuación con compañeros de equipo o mandos en contextos confusos o conflictivos y la gestión de equipos con un nivel alto de exposición a situaciones estresantes.

Dicho curso es ofertado tanto a grupos formados por profesionales de entidades diversas como a equipos de una misma entidad que desean introducir herramientas de supervisión y cuidado personal en la práctica profesional.

Ver información completa del curso